miércoles, 31 de agosto de 2016

Otaku Bunka número 1 (y Banner y Flappy)

Hay en los kioskos y tiendas especializadas (más en estas últimas) una nueva revista sobre manga, anime y cultura japonesa. Su nombre: Otaku Bunka.

Aunque han pasado ya 4 meses desde su lanzamiento, se puede decir que esta publicación está de actualidad ya que siendo bimestral, todavía está por el número dos (tirada de Matemáticas Básicas superada con éxito). Creo que ahora en septiembre u octubre saldrá el número 3 (tirada de Deducción superada con éxito).

Yo no estoy muy metido en estos temas pero no puedo evitar comprarme estas revistas porque me seducen su colorido y variedad. Es como bucear en un mundo muy diferente lleno de estímulos sensoriales novedosos. Hace tiempo me compraba algún número suelto de la Dokan por los mismos motivos. Con Otaku Bunka estamos en un caso parecido. Por seis euros cada dos meses, nos hacemos con una publicación de calidad, con buenos contenidos, buena impresión y acabado muy profesional (no en vano está publicado por Panini).

En este número 1 podemos aprender cómo cocinar dorayakis (sí, el bollito que le encanta a Doraemon), se nos dan útiles consejos para comprar en páginas japonesas como Amazon.co.jp y se visita una tienda emblemática como Continuarà en Barcelona.

En japonés todo toma una patina de entre misterio, exotismo e interés. Mirad por ejemplo qué peculiar carácter toma incluso un inocente dibujo animado como Banner y Flappy en japonés.

En esta portada de comic book, Banner aparece más cejudo que en los episodios televisivos. Puede ser que a los japoneses les parezca más atractivas las caras con cejas pobladas. Me dijeron que les gusta ver semblantes rubicundos en la tele. Aunque lo que al parecer hace furor entre las chicas japonesas (tomad nota) son ¡los brazos venudos! Sí. El famoso alcalde de "¿queréis verbenas?" triunfaría en Nipón. Este video de idiomas por el cual me enteré da fé del fenómeno.

Hablando de Banner, ponedles a vuestros hijos y sobrinos series de nuestra infancia. Puede que hasta aprendan algo y al menos les educaremos un poco el sentido estético. Comparado con el nivel de la animación para nenes de estos tiempos que corren (en cuanto a estilo y argumento)... no hay color.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada